lactantes.es.

lactantes.es.

Cómo almacenar la leche materna adecuadamente

Cómo almacenar la leche materna adecuadamente

Introducción

La leche materna es una de las mejores formas de alimentar a un bebé, ya que proporciona todos los nutrientes que necesita para crecer saludablemente. Además, la leche materna contiene anticuerpos que ayudan a proteger al bebé de enfermedades. A veces, las madres necesitan almacenar la leche materna para ser utilizada más tarde, ya sea porque van a trabajar, porque quieren tener un suministro de reserva o porque tienen producciones de leche abundantes. En este artículo, discutiremos cómo almacenar la leche materna adecuadamente para garantizar que sea segura para el bebé.

Cómo extraer la leche materna

Antes de almacenar la leche materna, es importante extraerla adecuadamente. La extracción de leche materna puede realizarse manualmente o con un extractor de leche eléctrico. Las madres deben lavarse bien las manos antes de comenzar y asegurarse de que los recipientes estén limpios.

Extracción manual de leche materna

Para extraer la leche manualmente, sigue estos pasos:
  • Coloque la mano sobre el pecho y sostenga el pecho firmemente con los dedos hacia abajo y el pulgar arriba.
  • Exprime suavemente el pecho con los dedos y el pulgar.
  • Exprime todo el pecho, alternando entre los dos lados.

Extracción con extractor de leche eléctrico

Para extraer la leche con un extractor de leche eléctrico, sigue estos pasos:
  • Coloque las copas del extractor de leche en los pezones y enciéndalo.
  • El extractor de leche creará un vacío que extrae la leche del pecho.
  • Siga las instrucciones del fabricante sobre la duración y la velocidad de la extracción.

Cómo almacenar la leche materna

Una vez que se ha extraído la leche materna, se debe almacenar adecuadamente para su uso posterior. La leche materna se puede almacenar en recipientes de vidrio o plástico, pero es importante que sean específicos para almacenar leche materna.

Recipientes para almacenar leche materna

Los recipientes de almacenamiento de leche materna deben ser los siguientes:
  • Limpio y seco
  • No debe haber sido reciclado
  • Capacidad suficiente para almacenar la leche extraída
  • Etiquetado con la fecha y hora en que se extrajo la leche materna

Almacenamiento de leche materna en el refrigerador

La leche materna almacenada en el refrigerador es buena por hasta cinco días. Es mejor almacenar la leche materna en la parte posterior del refrigerador, donde la temperatura es más constante.

Almacenamiento de leche materna en el congelador

La leche materna también se puede almacenar en el congelador. El tiempo que se puede almacenar depende del tipo de congelador utilizado.
  • La leche materna se puede almacenar en un congelador con la capacidad de hacer hielo durante dos semanas.
  • La leche materna se puede almacenar en un congelador de nevera durante tres a seis meses.
  • La leche materna se puede almacenar en un congelador independiente durante seis a doce meses.

Cómo descongelar la leche materna

Cuando es el momento de usar la leche materna congelada, es necesario descongelarla adecuadamente.

Descongelación en el refrigerador

La descongelación en el refrigerador es la forma más segura de descongelar la leche materna. Debe ser descongelada en la parte posterior del refrigerador y puede tardar de 12 a 24 horas en descongelarse por completo.

Descongelación en agua corriente

La leche materna también se puede descongelar bajo agua corriente. Coloca el recipiente sellado de leche materna en un recipiente más grande con agua tibia. La leche materna se descongelará en aproximadamente 20 minutos.

Descongelación en el microondas

No se recomienda descongelar la leche materna en el microondas, ya que puede calentarse demasiado y destruir los nutrientes importantes.

Conclusiones

La leche materna es una excelente forma de alimentar a tu bebé y garantizar que esté recibiendo todos los nutrientes que necesita. La extracción adecuada y el almacenamiento seguro de la leche materna son cruciales para garantizar la calidad y la seguridad de la leche. Siguiendo estos consejos, puedes almacenar tu leche materna adecuadamente y estar seguro de que tu bebé recibirá una nutrición óptima.