lactantes.es.

lactantes.es.

Cómo evitar la gripe en el bebé mientras se amamanta

Cómo evitar la gripe en el bebé mientras se amamanta

Introducción

El invierno está llegando y esto significa que la temporada de la gripe está en su apogeo. Aunque la gripe puede ser molesta y agotadora para los adultos, puede ser aún más peligrosa para los bebés y los niños pequeños. Especialmente para aquellos que aún no han sido vacunados, la gripe puede ser extremadamente difícil para ellos.

Si bien hay muchas maneras en que puede proteger a su bebé de la gripe, una de las mejores es amamantarlo. La leche materna contiene anticuerpos que pueden proteger a su bebé de ciertas enfermedades, incluida la gripe. En este artículo, veremos cómo puede ayudar a evitar la gripe en su bebé mientras está amamantando.

Cómo se propaga la gripe

Antes de hablar sobre cómo evitar la gripe en su bebé, es importante saber cómo se propaga la gripe. La gripe es altamente contagiosa y se propaga de persona a persona a través de gotitas respiratorias que se liberan cuando alguien tose o estornuda. Es por eso que es importante cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar y lavarse las manos frecuentemente.

Por qué la leche materna es importante para proteger a su bebé de la gripe

Como se mencionó anteriormente, la leche materna contiene anticuerpos que pueden ayudar a proteger a su bebé de ciertas enfermedades, incluida la gripe. Los anticuerpos se transfieren de la madre al bebé a través de la leche materna durante la lactancia. Estos anticuerpos ayudan a proteger al bebé de las enfermedades hasta que su sistema inmunológico sea lo suficientemente fuerte como para producir sus propios anticuerpos.

La leche materna también es fácil de digerir y contiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a aliviar cualquier inflamación que pueda ocurrir en la garganta o los senos nasales debido a una infección.

Cómo prevenir la gripe en su bebé mientras lo amamanta

Si desea proteger a su bebé de la gripe mientras lo amamanta, hay muchas cosas que puede hacer para minimizar el riesgo de infección. A continuación, se detallan algunos consejos.

Vacúnese contra la gripe

Si bien es importante que proteja a su bebé amamantado, también es importante que se proteja a sí misma. Una de las mejores maneras de hacerlo es a través de la vacunación contra la gripe. Al vacunarse, está ayudando a protegerse a sí misma y a su bebé de la posibilidad de contraer la gripe. Si su bebé es menor de 6 meses, aún no puede vacunarse contra la gripe, por lo que protegerse a sí misma es una forma de proteger a su bebé.

Lave sus manos con frecuencia

Otra forma importante de prevenir la propagación de la gripe es lavarse las manos con frecuencia. Asegúrese de lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos cada vez. Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante para manos a base de alcohol. Asegúrese de no tocarse la cara ni el bebé hasta que se haya lavado las manos adecuadamente.

Evite lugares concurridos

Si es posible, evite llevar a su bebé a lugares concurridos durante la temporada de gripe. Cuantas menos personas estén cerca de su bebé, menor será el riesgo de que se exponga a la gripe.

Cubra su boca y nariz cuando tosa o estornude

Si tiene la gripe o está en contacto cercano con alguien que está enfermo, asegúrese de cubrirse la boca y la nariz cuando tosa o estornude. Use un pañuelo de papel o la parte superior de su camisa para cubrir su boca y nariz. Luego, lávese las manos de inmediato para evitar la propagación de las gotitas respiratorias.

Mantenga a sus mascotas alejadas del bebé

Si tiene mascotas en el hogar, asegúrese de mantenerlas alejadas de su bebé, especialmente si son portadores de la gripe. La gripe puede propagarse entre animales y humanos, por lo que es importante asegurarse de que no entren en contacto cercano con su bebé.

No comparta objetos personales con otras personas

Si bien puede parecer obvio, no comparta objetos personales con otras personas, especialmente si están enfermas. Compartir cosas como tazas, utensilios, teléfonos y ropa puede aumentar el riesgo de propagación de la gripe.

Conclusión

Mantener a su bebé a salvo de la gripe durante la temporada de gripe puede ser difícil, pero amamantar es una forma efectiva de ayudar a prevenir la infección. Tomando medidas preventivas a través de la vacunación, el lavado frecuente de manos y la evitación de lugares concurridos, puede ayudar a minimizar el riesgo de infección. Recuerde, también es importante protegerse a sí misma para proteger a su bebé. En última instancia, cuanto más saludable esté usted y su bebé, mayor será la probabilidad de que evite enfermarse de gripe.