lactantes.es.

lactantes.es.

Cómo se debería almacenar la leche materna para el bebé

Cómo se debería almacenar la leche materna para el bebé

Introducción

Como madre lactante, es importante conocer la mejor forma de almacenar la leche materna para que tu bebé reciba todos los nutrientes necesarios. La leche materna es el alimento perfecto para los bebés ya que contiene todos los nutrientes, vitaminas y anticuerpos necesarios para el desarrollo y crecimiento sano del bebé. Sin embargo, no siempre es posible amamantar en todo momento. En algunos casos, se necesita almacenar la leche materna para poder alimentar al bebé en otro momento del día o en algún momento en el futuro. En este artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre cómo almacenar la leche materna de forma adecuada.

Requisitos para almacenar la leche materna

Antes de empezar a almacenar la leche materna, es importante asegurarse de contar con todos los suministros necesarios para hacerlo correctamente:

  • Recipientes de almacenamiento de leche materna: existen varios tipos de recipientes de almacenamiento en el mercado como bolsas de almacenamiento, recipientes con tapas herméticas, botellas de vidrio o plástico, entre otros. Lo importante es asegurarse de que estén diseñados específicamente para almacenar leche materna, que sean seguros tanto para ti como para tu bebé y que sean resistentes a las temperaturas extremas.
  • Un lugar fresco y limpio para almacenar la leche: esto puede ser en la nevera, o si necesitas almacenarla por más de unos días, el congelador es una buena opción.
  • Una etiqueta y un rotulador indeleble: para etiquetar la fecha y hora en que sacaste la leche.
  • Bolsas de hielo o botellas de agua para enfriar la leche: esto es necesario si vas a almacenar la leche fuera de la nevera o el congelador por un corto período de tiempo.

Cómo extraer la leche materna

Antes de almacenar la leche, es importante asegurarse de extraerla de la forma correcta. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

Lavado de manos

Lávate bien las manos antes de extraer la leche.

Preparación del equipo de extracción

Asegúrate de que tu extractor de leche esté limpio y que todas las piezas estén ensambladas correctamente.

Lectura e instrucciones de uso

Lee las instrucciones de uso que vienen con el extractor de leche. Cada uno puede ser un poco diferente y es importante asegurarnos de que se está utilizando correctamente.

Comienza la extracción

Busca un lugar cómodo y relajante para extraer la leche materna. Cada madre es diferente y algunas prefieren hacerlo a solas, mientras que otras prefieren tener a su bebé cerca. Haz lo que te haga sentir más cómoda.

Almacenamiento de la leche materna

Una vez extraída la leche, debes almacenarla de forma adecuada para asegurarte de que se mantenga fresca y segura hasta que se necesite. A continuación, te explicamos cómo almacenar la leche materna:

Almacenamiento en la nevera

Si planeas usar la leche materna en los próximos días, puedes almacenarla en la nevera. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

  • Coloca la leche en un recipiente de almacenamiento de leche materna limpio.
  • Etiqueta la fecha y hora en que sacaste la leche.
  • Almacena la leche en la parte más fría de la nevera; en la parte posterior, en una bandeja o en una caja para almacenar alimentos.
  • La leche materna almacenada en la nevera puede durar entre 3 y 5 días.

Almacenamiento en el congelador

Si no planeas usar la leche materna en los próximos días, puedes almacenarla en el congelador. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

  • Coloca la leche en un recipiente de almacenamiento de leche materna limpio.
  • Etiqueta la fecha y hora en que sacaste la leche.
  • Asegúrate de que el recipiente esté completamente cerrado y coloca la leche en el congelador.
  • La leche materna puede durar hasta 6 meses en un congelador de una sola puerta, o hasta 12 meses en un congelador de dos puertas o un congelador profundo.

Descongelación de la leche

Si congelaste la leche, es importante saber cómo descongelarla correctamente:

  • Descongela la leche en la nevera o en un recipiente con agua tibia. No debes descongelarla en el microondas ya que esto puede dañar los nutrientes de la leche.
  • Una vez descongelada, la leche materna puede durar hasta 24 horas en la nevera antes de ser consumida.
  • No vuelvas a congelar la leche materna una vez descongelada, ya que esto puede provocar la proliferación de bacterias y reducir la calidad de la leche.

Conclusión

Almacenar la leche materna puede parecer complicado al principio, pero con un poco de práctica, te convertirás en un experto en ello. Asegúrate de contar con todos los suministros adecuados antes de comenzar el proceso, extrae la leche de forma segura y correcta y almacénala en un lugar fresco y limpio. Si sigues todos estos pasos, podrás almacenar la leche materna de forma adecuada para mantener a tu bebé feliz y saludable.