lactantes.es.

lactantes.es.

¿Qué hacer si mi bebé está inquieto durante las tomas?

¿Qué hacer si mi bebé está inquieto durante las tomas?

¿Qué hacer si mi bebé está inquieto durante las tomas?

La lactancia materna es una etapa importante en la vida del bebé y de la madre, ya que establece un vínculo especial y proporciona los nutrientes que el bebé necesita en esta etapa. Sin embargo, en muchas ocasiones los bebés pueden tornarse inquietos durante las tomas, lo cual puede generar preocupación en las madres. En este artículo te explicaremos algunas razones por las que tu bebé puede estar inquieto durante las tomas y algunas recomendaciones que puedes seguir para hacer de la lactancia un momento relajante y placentero para ambos.

Razones por las que el bebé puede estar inquieto

  • Problemas de agarre: si el bebé no agarra correctamente el pecho, puede succionar de manera inapropiada lo cual puede generar dolor o incomodidad.

  • Problemas de posición: es importante que el bebé esté cómodo y en una posición adecuada para la lactancia, de lo contrario puede generar tensión y malestar en el bebé y en la madre.

  • Sobreestimulación: es posible que el bebé se sienta sobreestimulado debido a diversos estímulos (ruido, luz, ambiente), lo cual puede hacer que quiera mamar menos o de manera inapropiada.

  • Distracciones: si el bebé está distraído por algún motivo (ejemplo: ruidos, distracciones visuales), puede que no quiera mamar o que lo haga de manera intermitente.

  • Rechazo del pecho: en ocasiones, el bebé puede rechazar el pecho por diversos motivos (ejemplo: dolor de oídos, infección, medicamentos), lo cual puede generar malestar y estrés tanto en el bebé como en la madre.

Recomendaciones si tu bebé está inquieto durante las tomas

Si tu bebé está inquieto durante las tomas, aquí te dejamos algunas recomendaciones que puedes seguir para hacer de la lactancia un momento relajante y placentero para ambos:

  • Mantén una posición cómoda: es importante que tú y tu bebé estén en una posición adecuada para la lactancia, lo cual previene el dolor y las molestias en ambas partes.

  • Mínima distracción: trata de crear un ambiente tranquilo para la lactancia con pocos estímulos que puedan distraer al bebé.

  • Ofrece el pecho en el momento adecuado: es importante ofrecer el pecho cuando el bebé tenga hambre, de lo contrario puede que mame de manera inapropiada.

  • Revisa el agarre: si el bebé no agarra bien el pecho, puedes corregir su posición para que pueda mamar de manera más adecuada.

  • Resuelve los problemas de rechazo: si tu bebé rechaza el pecho, es importante que revises los posibles motivos (dolor, infección, medicamentos) y acudas a un pediatra si es necesario.

  • Toma la iniciativa: cuando observes que el bebé está inquieto, ofrécele el pecho antes de que se sienta tan incómodo que ya no quiera mamar.

Recuerda que la lactancia es una etapa importante y aunque puede ser difícil al principio, con paciencia y las recomendaciones adecuadas, podrás hacer que la lactancia sea una etapa agradable y gratificante para ti y tu bebé. ¡Ánimo!