lactantes.es.

lactantes.es.

¿Qué hacer si mi bebé se duerme durante la toma?

¿Qué hacer si mi bebé se duerme durante la toma?

Introducción

La lactancia materna es uno de los momentos más especiales para establecer vínculos entre madres e hijos. Sin embargo, cuando el bebé se duerme durante una toma, muchas madres se preocupan de no estar haciendo lo correcto o de que su bebé no está recibiendo suficiente leche. En este artículo, hablaremos sobre qué hacer si tu bebé se duerme durante la toma y cómo asegurarte de que esté recibiendo la cantidad adecuada de leche.

¿Es normal que los bebés se duerman durante la toma?

¡Sí! De hecho, es bastante común que los bebés se queden dormidos mientras están amamantando. Esto se debe a que el proceso de succión y tragar requiere mucha energía para un recién nacido. Así que, cuando están cansados ​​y han tenido suficiente leche, a menudo se quedan dormidos. Debes tomarlo como un signo de que tu bebé está satisfecho y recibiendo suficiente leche materna.

¿Debo despertar a mi bebé si se duerme durante la toma?

No necesariamente. Si tu bebé se queda dormido después de haber pasado un tiempo razonable amamantando y has observado que ha tomado suficiente leche, no hay necesidad de despertarle. De hecho, si tu bebé se encuentra en una posición segura y cómoda, dejándole dormir puede ser beneficioso para ambas partes. También es importante recordar que los bebés necesitan dormir y descansar para crecer saludablemente.

¿Cómo puedo asegurarme de que mi bebé está recibiendo suficiente leche?

Es común que las madres se preocupen de que sus bebés no estén tomando suficiente leche cuando se quedan dormidos durante la toma. Sin embargo, hay algunos signos que indican que tu bebé está recibiendo suficiente leche:

Observa su peso y pañales

El aumento de peso es una señal clave de que tu bebé está recibiendo suficiente leche. Los bebés recién nacidos generalmente pierden peso durante los primeros días de vida, pero deben estar de vuelta a su peso de nacimiento dentro de dos semanas. Después de eso, deben aumentar alrededor de 30 g al día. Además, los bebés deben estar mojando al menos seis pañales al día y tener al menos una evacuación intestinal cada día.

Escucha sus sonidos de tragar

Si tu bebé traga y succiona, es una buena señal de que está tomando suficiente leche. Escuchar esos sonidos es una forma de asegurarte de que tu bebé está alimentándose adecuadamente.

Observa su comportamiento

Después de tener suficiente leche, los bebés generalmente se sienten tranquilos y satisfechos. También pueden dormirse después de una toma, como se mencionó anteriormente.

¿Qué hacer si mi bebé se duerme durante la toma?

Si tu bebé se queda dormido mientras está amamantando, es posible que desees intentar algunos trucos para reactivar su interés en la alimentación. Aquí hay algunas cosas que puedes hacer:

Cambia la posición de tu bebé

El cambio de posición, como tener a tu bebé más vertical o acariciar suavemente su mejilla, puede ser suficiente para reactivar su interés por la alimentación.

Utiliza la técnica del "pezón de mentira"

Pon tu meñique suavemente en la comisura de la boca de tu bebé para mantenerla abierta, a fin de que vuelva a mostrar interés en la alimentación.

Desnuda a tu bebé

Si se duerme durante la toma, es posible que se sienta demasiado cálido y cómodo. Intenta quitarle algunas de las capas de ropa para mantenerlo fresco y alerta.

Evalúa si hay problemas médicos

Si tu bebé continúa quedándose dormido durante las tomas y muestra signos de no estar ganando suficiente peso o no tener evacuaciones intestinales regulares, consulta con su pediatra para descartar cualquier problema médico subyacente.

Conclusión

En resumen, no te preocupes si tu bebé se queda dormido durante la toma, ya que puede ser una señal de que está recibiendo suficiente leche materna y debes permitirle dormir si ha demostrado tener la cantidad adecuada de leche. Asegúrate de que tu bebé está recibiendo suficiente al observar su peso, pañales y sonidos de tragar, y si continúa quedándose dormido durante la alimentación, intenta algunas técnicas para reactivar su interés en la lactancia materna. Recuerda que el cuidado de un bebé requiere paciencia y mucha observación, ¡así que disfruta de los momentos de amamantar a tu pequeño!